martes, 29 de enero de 2008

PONGAMOS LUZ EN EL CAMINO


Hoy coloco unas velas y un candil en el camino de la vida, que aunque sea llevadero falta hace que la LUZ de la vida nos ayude a seguir trazando nuestro destino.
Esta plumilla la hice a primeros del 2007. Ví una lámina y basandome en ella hice esta plumilla,...dos o tres hiedras más, una vela, una raya,...y ya pasa de ser una lámina ajena a ser una plumilla mia.
La hice en unos días oscuros, como de cuando una era niña y no había luz, que el viento la llevara, o la tormenta, o cualquier cosa, porque cuando mi niñez la luz, sobre todo en el invierno, más bien lucía muchas veces por su ausencia.
Me hace recordar cuando haciamos luces con sal, aceite, un trapo y una taza del café. Eran luces extrañas pero que funcionaban, y como nos gustaba andar con ellas subiendo y bajando por las escaleras....que si tengo que ir al "cuarto" que si voy al "escusao", que se me olvidó coger las zapatillas del "forno",...que cuento, y todo por pasear la taza con esa extraña iluminación. También están ahí las navidades cuando con el turrón cortado en una fuente encima de la mesa, se marchaba la luz y "sin querer" nos tocabamos las manos intentado coger un trozo y que los otros no se enterasen. Y los contentos que nos marchabamos a oscuras para la cama con el "paquetin" de turrón que nos había tocado en la repartición de las sobras (un tesoro)...

No hay comentarios:

Pan serbio

Me encanta hacer pan, esperar su levado, el olor a tahona que deja en casa y lo super rico que está. Hoy me fui a Serbia en busca de ...